SS. Benedicto XVI pedirá por los derechos humanos ante la ONU

El Sumo Pontífice dejó Washington por la mañana, tras la primera etapa de su visita pastoral a Estados Unidos, y se dirigió en avión hasta el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy de Nueva York, donde fue llevado en helicóptero al centro de Manhattan, a pocos metros de la sede de la ONU.

Benedicto XVI es el tercer Papa en ser recibido en la sede del organismo internacional, después de Pablo VI y Juan Pablo II.

En momentos en que la ONU celebra el 60o. aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, el discurso de Benedicto XVI "estará consagrado a este tema y sobre todo a la unidad e indivisibilidad de los derechos humanos fundamentales", indicó recientemente el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone.

El Papa interpelará a la comunidad internacional sobre la necesidad de cimentar los derechos humanos sobre "la justicia y la ética" y "sobre las obligaciones de proteger los derechos más vulnerables", añadió.

Benedicto XVI otorga prioridad a las cuestiones éticas en sus mensajes.

El Papa se mostró recientemente muy severo contra la ONU, a la que acusó de practicar "una lógica" que privilegia el consenso sobre la verdad. Pero él defiende su existencia, sobre todo por su multilateralismo que considera como una condición indispensable para lograr el equilibrio en el mundo.

Al finalizar la tarde en la Sinagoga 'East Park', el Papa se reunirá con el rabino Arthur Scheiner, con quien quiere fortalecer un diálogo interreligioso.

El jueves, Benedicto XVI se reunió con líderes judíos y musulmanes en un encuentro interreligioso en el Centro Intercultural Juan Pablo II en Washington, donde llamó al diálogo entre los diferentes credos.

"Dejemos que otros aprendan de su experiencia y se den cuenta de que una sociedad unida puede surgir de la pluralidad de gente, si todos reconocen la libertad religiosa como un derecho civil elemental", dijo a los líderes religiosos.

Horas antes, el Sumo Pontífice realizó una misa en un estadio de béisbol, donde fue recibido por un rugido entusiasta de la multitud de 48.000 personas y la música de cuatro coros liderados por el tenor Plácido Domingo.

Bajo un brillante sol primaveral, el Papa llamó a un nuevo espíritu en la evangelización entre los fieles para responder a la "creciente cultura secular y materialista" en Estados Unidos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona