Aguardan latinos con ilusión la llegada del Papa a NY

La comunidad hispana aguarda con ilusión hoy la llegada de Benedicto XVI a Nueva York, cuya visita esperan sea positiva para el tema migratorio y para ayudar a poner fin a la guerra en Irak, que ya entró en su quinto año.

El Pontífice, cuya gestión de tres años complace a católicos en EU, según una reciente encuesta, llegará mañana a la Gran Manzana, hasta donde se han desplazado feligreses de todas partes de EU y Latinoamérica.

El Papa presidirá una misa el sábado en la catedral San Patricio, con motivo de su tercer año como líder de la Iglesia Católica, para tres mil sacerdotes y monjas de todo el país y luego, recorrerá la Quinta Avenida en su "Papamóvil".

Esta será la única oportunidad que tendrán miles de fervientes católicos de verlo en persona ya que para asistir a la misa que oficiará el domingo en el estadio de los Yankees, en El Bronx, se requiere de boletos distribuidos en las parroquias con antelación, con un código de seguridad y con nombre y apellidos.

Asimismo, continúan los preparativos para recibir a Benedicto XVI en San Patricio, dijo hoy a Efe el rector de la Catedral, monseñor Robert Ritchie, quien destacó que será la cuarta visita de un papa al lugar luego de que Pablo VI la visitó en una ocasión (1965), Juan Pablo II en dos (1979 y 1995) y ahora el Papa Joseph Ratzinger.

Indicó además que con su visita, el Pontífice está enviando el mensaje de que "Nueva York y los católicos de Nueva York son muy importantes para el Santo Padre".

El guatemalteco Cristian Robles figura entre el grupo de latinos que esperan con ansia la visita de Ratzinger a la llamada "capital del mundo" y manifestó su deseo de que la visita sea positiva para los miles de indocumentados que viven en EU.

"Apoyamos mucho al Papa y espero en Dios también que nos apoye a nosotros, y nos ayude sobre todo con la inmigración y la violencia en Nueva York", afirmó.

El ecuatoriano Carlos Pasquel dijo que la última vez que vio a un Papa fue a Juan Pablo II en 1984 en su país. "Trataré de verlo aunque sea de lejos en la iglesia San Patricio o el estadio de los Yankees", comentó, mientras caminaba por las calles de El Barrio latino, en Harlem.

Por su parte, la puertorriqueña Fidelia Hernández dijo que seguirá la visita, como ha hecho hasta ahora, por la televisión porque a su edad, 82 años: "no salgo mucho de casa".

"Soy católica, es la religión que he seguido desde niña, me alegro de que venga y que trate de arreglar cosas, especialmente lo de la guerra", señaló.

El domingo, concluirá su agenda con una visita a la llamada "zona cero" donde estaban las Torres Gemelas, blanco de los atentados terroristas de 2001, así como la misa en el estadio de los Yankees.

Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona