Evangelización ardorosa e incansamble en Mozambique







Ejerciendo sus actividades en un continente lleno de desafíos para la Iglesia, los Heraldos del Evangelio mozambiqueños se han dedicado con ardor a un apostolado incansable, siempre listos a lo que sea necesario para llevar a todos la Buena Nueva del Evangelio, así como para dar ejemplo del verdadero católico como un buen ciudadano, responsable y consciente.

Algunos días los encontramos actuando en algunos de los muchos colegios de la capital, Maputo, en donde presentan el Cristianismo de manera accesible a los jóvenes, utilizando medios atrayentes como la música y actividades deportivas.

En otras ocasiones dan clases de catesismo, y así preparan anualmente a un gran número de jóvenes para que hagan la Primera Comunión.





Comentarios

Entradas populares de este blog

“Costa Rica marcha por la vida y la familia”;

Oro, incienso y mirra, son nuestra libertad, nuestra oración y nuestro afecto hacia Dios

Símbolos del Adviento: La Corona